En un post
anterior les comentaba de mis sitcoms favoritos así que para continuar el
análisis decidí ver algunas comedias que se han estrenado últimamente siendo
una gran decepción casi la mayoría, por ejemplo el título de este post hace
mención a una de las peores comedias de este 2014: “A million ways to die in
the West” dirigida, actuada y arruinada por el famoso Seth MacFarlane (si el de
Family Guy y TED).




La película es
una comedia basado en el viejo oeste, que no le hace ningún atributo a clásicos
como “Blazing Saddles” del gran Mel Brooks en la que un sheriff negro pone el
orden en un pueblo corrupto o “Rango” el camaleónico Sheriff que confronta sus
miedos incluso “Shanghai Knights” es súper disfrutable a comparación de “A
million ways…”  poblada de gags sin
sentido alguno y que copian sin éxito el formato de “Family Guy” en una
película de casi 2 horas de duración (para los que fueron al cine mis
respetos).




Allí tenemos al
ovejero Albert Stark (MacFarlane) que con mala fortuna recibe duelos la mayor
parte de la película, demás está decir que es un cobarde y para salvarse trata
de argumentar que morir por unas ovejas no vale la pena, si le roban la novia descubre
que no fue del todo feliz y no hay razón para batirse a duelo, cualquier argumento
que le salve el pellejo es bienvenido hasta que conoce a Anna (Charlize Theron)
sin saber que estaba casada con el bandolero Clinch (Liam Neeson).


Quizás la
premisa les suene interesante, el cobarde que por amor se sobrepone y salva a la
damisela pero los gags arruinan todo disfrute (chistes sobre la hombría de
tener un bigote, la castidad de una mujerzuela o vaqueros fumando hierba) y
peor aún ver desfilar por decimas de segundos a famosos comediantes y actores
de renombre hacen que me pregunte porque no los pusieron de extras en vez de
tantos chistes repetitivos y sin sentido, allí tenemos al Doc y al DeLorean en
una broma tomada de “Back to the Future 3”, Jamie Foxx como Django en los créditos
finales, Ryan Reynolds lo matan sin remedio en su segunda aparición sin hablar
en una película de MacFarlane, el comediante Bill Maher con un stand-up para
vaqueros y tantos otros… quizás lo más horroroso es ver a Neil Patrick Harris
cagando en no uno sino dos sombreros y con un cameo innecesario a “ya saben que”
producto de una treta de Anna por arruinar el duelo.



Mi segundo
intento de comedia que arruino mi semana es NEIGHBORS o BAD NEIGHBORS con Seth
Rogen y Zac Efron acerca de una casa de fraternidad que se muda a los suburbios
y hace la vida a cuadritos a la familia de Rogen, lo que empezó como fiestas
con los vecinos termino convirtiéndose en una pesadilla cuando el presidente de
la fraternidad jura enemistad eterna con Rogen por haberlos denunciado a la policía
una de sus populares fiestas.




Entiendo que no
son films para el Oscar y que son comedias para pasar el rato pero al menos
deben tener un guion aceptable o una estructura que permitan que el humor fluya
por su propio peso en el caso de NEIGHBORS es travesuras de universitarios
contra la venganza maquiavélica de unos adultos que parecen envidiarlos, si
bien fluye mejor que la de MacFarlane la poca profundidad de los personajes
sumado a un absurdo final hacen que la película no ofrezca más que una sonrisa
vacía al agotar al máximo lo que Rogen pueda hacer como padre.




(Visited 26 times, 1 visits today)