Ante la popularidad de los apps para leer manga y los sitios para ver animé, siempre salta la discusión de qué es mejor. Una discusión que fácilmente puede desvanaserse al concluirse con la inobjetable realidad de que generalmente los mangas salen antes que los anime, y es que evidentemente el anime se suele basar en un manga antes de ser comercializado como animación.

 

El motivo principal, en mi opición, es que las series de animación por motivos comerciales suelen limitarse a un primer arco argumental y condensar gran parte de la historia en pocos capítulos, mientras que en el manga a veces continua durante años con mucha mas historia. Por esta razón, los mangas nos permiten profundizar en el mundo narrado.

Por otro lado salvo algunas excepciones es la obra original, que en ocasiones por diversos motivos puede verse modificada en la versión animada. Hay excepciones en los que la versión animada suele ser tan buena o mejor, pero no siempre.

Aprovecho para comentar que una parte enorme de manga de gran calidad rara vez es editado fuera de Japón

 ¿Qué es mejor: leer manga o ver anime?

Eso depende de lo que busque una persona determinada.

Solía ​​pensar que el manga era ridículo y una pérdida de tiempo considerando que se podía obtener la misma información del anime pero en un período de tiempo más corto, con una acción más fluida. Luego me caí por la madriguera de leer manga, y ahora soy oficialmente un gran llorón. 

Intentaré enumerar los aspectos que me gustan de ambos en función de los géneros que más veo / leo (acción, aventura, fantasía, romance, shoujo, josei, drama, histórico, artes marciales, manhwa, shounen, seinen).

Por qué el manga es asombroso


    El impacto emocional es muy impactante:

 
        Debido a que a menudo puedes leer los pensamientos personales de un protagonista, e incluso muchos de los personajes secundarios, obtienes una visión más profunda de quiénes son. Por lo tanto, a menudo resonamos con ellos en un nivel más profundo que en el anime, donde a menudo solo podemos ver la expresión superficial dada en el anime sin ninguno de sus procesos de pensamiento.

        No solo eso, sino que a veces las emociones representadas por un personaje tienen el potencial de transmitirse mucho mejor, ya que no hay restricciones de tiempo al escribir un manga, es decir, los episodios no tienen que tener solo x minutos de duración. Además de las restricciones de tiempo, existe el dicho de que una imagen vale más que mil palabras. En el panel de abajo, no solo la fuente, la burbuja de texto con trinquete, el estilo de texto en negrita y el sombreado, la combinación de colores, la ubicación y el diseño de la imagen hacen que todo se junte para formar un mensaje muy claro. Ese es el poder de las imágenes:

    Idealismo versus realismo:
 

        A diferencia de un anime, hay casos en los que el lector fantasea e imagina sus propias partes de la historia y, a menudo, el idealismo vence al realismo. Por ejemplo, si hay un cierto rasgo de carácter que te gusta, que no está escrito explícitamente sobre un personaje, puedes darle esa característica al personaje mientras lees. Si crees que les queda bien, puedes imaginar que son de cierta manera porque un manga es estático.

    Disponibilidad:

 
        Recientemente, he estado buscando historias con un protagonista que es el típico perezoso, despreocupado pero secretamente un genio y un tipo increíblemente dominado. En comparación con lo difícil que es encontrar un anime para ver, hay tantos manga que se convierte en un problema mucho menor.

    Estilos de arte:

        Existe una amplia variedad de estilos de arte en el manga que brindan a los lectores una nueva forma de explorar muchos tipos diferentes de arte y descubrir sus propios estilos creativos.
        Hay toneladas de inspiración para extraer del manga.

En conclusión…

El anime puede transmitir emociones tan bien como el manga, pero a menudo no se ha invertido tanto tiempo y esfuerzo en hacer esas partes tan expresivas como un manga. La única excepción en la que puedo pensar en este momento es Violent Evergarden y, hasta cierto punto, The Ancient Magus ‘Bride. Creo que un anime necesita mucha más atención para hacer que las emociones sean tan expresivas como lo que se puede obtener de una sola imagen en un manga porque hay mucho que se puede transmitir de la historia y una cantidad limitada de expresiones faciales. Sin embargo, si se le presta tanta atención a un anime, realmente se vuelve genial y, en ese sentido, creo que el anime ganaría al manga.

Por otro lado, como alguien que ama el arte expresivo, no puedo dejar de pensar que el manga tiene un encanto especial.


Bimago El Cínico

(Visited 52 times, 2 visits today)