Para muchos la muerte de
Wolverine es como crónica de una muerte anunciada, sabes que va a morir solo
basta saber cuándo lo hará, claro que el comparativo con Gabo solo queda en el
título dado que “su muerte” como todas las “muertes” en el comic son solo
transitorias así que la verdadera pregunta es y ¿Cómo murió?…


“The Dead of Wolverine”.

“Salvando a otros”, esa es la que
plasmo el equipo creativo de “The dead of Wolverine”, en este caso a aquellos
victimas de Abraham Cornelius en su desquiciado afán de crear soldados
perfectos con huesos inquebrantables. Es curioso hay una frase española que
reza “Quien a hierro mata, a hierro muere” que viene a entenderse como que uno
recibe el mismo daño que hizo a otro. En el caso de Wolverine recibe un duchazo
de Adamantium que poco a poco se cristaliza y termina como una estatua de Buda
contemplando el horizonte.




Un buen final para un súper héroe
tan querido, no lo sé… aun cuando celebro la alegoría de dejarlo descansar enfundado
con el metal que cambio la vida de muchos (para bien o para mal) pienso que
Logan mereció una mejor tumba o al menos un epitafio que nos haga añorar a
aquel buscapleitos cervecero por un par de años hasta que MARVEL lo reviva.




Buscando las raíces del Wolverine.

Y es que hay que dejarlo claro,
el Wolverine con el que crecí no es el de Hugh Jackman es el de la serie
animada de los 90s el que “ay dolor ya me volviste a dar” o cuando tomaba como
punto a Ciclope… ese viejo renegón lleno de pelos que siempre se apoyaba en Kurt
para hacer las paces con el mundo y sabia como disfrutar una cerveza.





No me considero un experto en
Wolverine, es más escribo estas líneas basado en lo que lei y pienso seguir
leyendo sobre Logan en todos estos años que demore MARVEL en revivirlo,
recuerdo con cariño los Astonishing X-Men de Joss Whedon o su etapa más cruda
con los Uncanny X-Force… o aquellas que crearon para no comer leyéndola por lo
crudo de sus imágenes (“The Best There Is” de Charlie Huston)… lo cierto es que
Wolverine necesitaba hace mucho tiempo un descanso, si Uds. empiezan a contar
cuantas portadas tuvo Wolverine como invitado de paso o en cuantas sagas lo
incluyeron solo como motivo de ventas estarían pidiendo su muerte a gritos.




Y es que Logan es un personaje
complejo con muchas limitaciones, terco como ninguno y con una irreverencia
total a todo lo que vea falso o vacío, Logan es ante todo un viejo soldado con
el que experimentaron mal fue una Arma X defectuosa que muchos usaron a su
antojo hasta que decidió apoyar a Charles Xavier y enseñar a otros como él a aceptarse
a sí mismos y a no claudicar en lo que creen. Es por ello que esta miniserie “The
death of Wolverine”
es un respiro anticipado para un personaje tan querido que
ha tenido que hacer lo indecible (Daken) o sufrir la perdida de aquello que lo volvió más humano (Mariko, Jean, Charles…)




Cuanto demorará su regreso, un
par de años (como el capi), un lustro (como Nightcrawler) o casi llegando a la década
(Jean Gray), solo MARVEL decidirá ello y que sea un nuevo Wolverine adaptado a
las nuevas generaciones, yo por mi parte reviviré al viejo peludo de los 90s con
una cerveza en NETFLIX o YOUTUBE con las sagas de Proteus o cuando va a la
Iglesia en busca de consuelo gracias al consejo de Kurk. RIP

Artículos que quizás te interesen:




(Visited 59 times, 1 visits today)