En un mundo en el cual el dinero lo compra todo; hasta tu dinero puede comprarte la capacidad de asesinar a alguien -y hasta con facilidad-; pero esa persona a la que pagas, tiene que ser capaz de entrar sin ser detectado; solo hay un único agente capaz de hacerlo: “El agente 47“.


Hitman: Blood Money, avanzó con demasiadas cosas que no tenía la anterior,
como una tensión basada más en evidencia, y actuar dudosamente que en solo
acercarse al personal armado 

Hola a todos, soy
JackDarkTemplar, en un nuevo post.

En este nuevo artículo, hablaremos
de Hitman: Blood Money.
Bueno, para muchos -me incluí en
esta lista hasta no hace mucho- este juego le conocen como el Hitman 2; pero
lamentablemente, estarían equivocados; ya que este viene siendo el cuarto
juego de la saga; pero el primer y el segundo Hitman -al ser juegos solo para
PC- quedan casi desconocidos, y el Hitman Contracts que todos conocen como el 1,
sería más bien el 3.
Sin embargo, este juego del
género stealth, creado por IO
interactive
, es más una secuencia de la historia del Agente 47, desde un nuevo
ángulo: “el asesino siendo asesinado”
Bueno, como sequela puedo decir
que Hitman: Blood Money, avanzó con demasiadas cosas que no tenía la anterior,
como una tensión basada más en evidencia y en actuar dudosamente 
que en solo
acercarse al personal armado -como en la precuela-, tenemos un mejor combate
sin armas, y no olvidemos el poder utilizar a cualquier NPC como escudo
humano, y por supuesto la capacidad de mejorar -personalizar- 5 armas básicas,
y muchas nuevas maneras para matar y que parezca un accidente (desde
manipular juegos pirotécnicos para que salgan mal, hasta estallar un candelabro para
que se muera quién esté debajo), y la habilidad básica de arrojar objetos
contundente o punzo cortantes para matar con ellos.


Tenemos suficientes 12 niveles
entretenidos que te prometen mínimo 2 horas de juego cada una (al menos para
los primerizos), con la idea básica de asesinar sin dejar rastro de que estas,
o estuviste en algún momento ahí.

Se incluye un nuevo concepto que
“aumenta” la dificultad del juego, que se llama: notoriedad; la cual
aumenta si dejas testigos con vida, o quedas grabado en alguna cámara (y no te
robas el cassette en donde sales grabado); lo cual, entre más alto lo tengas,
le facilitará a los NPC’s para reconocerte.

En fin, como videojuego, es
excelente; ¿qué cosas buenas podré agregar?
Excelencia, a pesar de que
mantiene los gráficos; y verdaderamente es un juego que premia la imaginación
del jugador, más que su habilidad -hasta cierto punto-.
Claro, entre menos tiros hagas
-que hay misiones en las cuales las armas de fuego quedan de adorno-, y menos
cuerpos encuentren, y menos personas mates, para lograr tus objetivos; más
recompensa monetaria te quedará al final de las misiones.
Esto te ponía a analizar, y a
pensar, y a observar; uno definitivamente gasta más tiempo observando a los
NPC’s y sus movimientos que verdaderamente matándolos.
Y te tienes que poner vivo al
principio si quieres que la gente no vea más allá de tu disfraz, y teniendo
siempre en cuenta de que si dejas tu traje, o alguna de tus armas botadas en
algún lado; te reducirán dinero.
¿Pero al final esto importa para
algo? un poco más de dinero.
¿Por qué digo esto? es que es simple,
la dificultad del juego te la pones tú mismo, si decides pasar las misiones a
lo sádico -matando cuando NPC mal puesto se te meta por el frente-, o buscando
dejar 0 de notoriedad, o buscando la mejor calificación posible: “silent
assasin” -que se logra, sin disparar un solo tiro, y si nadie encuentra
algún cadáver que dejaste-, la dificultad realmente te la pones tú.
Y habiendo dicho esto, lograr
pasar el juego buscando solo la notoriedad 0, realmente NO ES UN RETO; ¿estoy
loco al decir esto?
¡No!
Hitman es un juego, que a lo
largo de los años, se le ha conocido como un juego difícil de pasar; esto es
cien por ciento mentira. Es un juego que requiere bastantes horas de juego para
pasarlo “bien”, nada más. Ya que, con maña, y con paciencia llegas a
donde sea (aún sin verdaderamente observar los movimientos de los NPC’s con
anterioridad), y matas a los objetivos; y lo peor de todo, que al final unos
buenos reflejos te ayudan si metes la pata en algún momento.
A partir de la tercera o cuarta
misión, aprendes las habilidades básicas para jugar este juego; y por más
cuerpos que descubran (con la ropa puesta), jamás descubrirán tu disfraz.
Si me pongo a hablar de la
trama; tenemos una trama excelente, con una historia bien hecha. Me gustó el
hecho del periódico anunciando como noticia los asesinatos que hiciste, después
de cada misión.
La misión final: Requiem,
apuesto que a muchos -como a mí- no se sintió como misión al principio, sino
como solo los créditos; pero me fascinó la última matanza que hace el agente 47
en el juego.
En fin, Hitman es un juego
bonito, y rescato la capacidad que tienes de modificar armas a tu gusto (que no
se podía hacer en muchos juegos de la época); pero al final no importa tanto,
te dan 5 armas, de las cuales solo 3 puedes andar encima sin que te descubran
portándolas; y en serio, en un stealth ¿para qué quieres una escopeta y un
rifle de asalto?
¿De qué sirve
modificar tanto las armas? Si prácticamente solo ocupas ponerle el supresor
básico a la Silverballer, y ya tuviste suficiente arma para todo el juego;
máxime que el juego premia que NO hagas un solo disparo.


¿Qué concluyo de todo esto?


Hitman está entre mis sagas
preferidas; pero para ya una cuarta entrega, uno espera MÁS. Sinceramente, me han quedado mucho realismo.
Y sin nada más que decir, me
retiro; no olviden leer mis artículos en Neoverso, ni de los artículos de los demás redactores en Neoverso, que siempre buscamos entregaros nuestras opiniones más sentidas en artículos en los cuales siempre buscamos superar anteriores hitos.
¡JackDarkTemplar fuera!


Si les interesa el juego, en el siguiente link lo pueden conseguir:


JackDarkTemplar

(Visited 66 times, 1 visits today)