¡Saludos! Antes de hablar de este tema que para algunos tiene un aire de nostalgia me gustaría presentarme:

Soy
una otaku bastante joven
que empezó a interesarse en el manga y el anime hace dos años.Es un
placer estar aquí,espero que disfruten leyendo mis opiniones y a su vez
yo pueda leer las suyas para conocer mutuamente lo que pensamos en esta
gran comunidad. Me apodan Tenchou y espero con ansias su aprobación y
comentarios respecto a este mi primer blog.

¿Recuerda usted su infancia? Quizás llena de la inocencia de esa época, juegos e imaginación.
Espero
no ser la única que recuerda con cariño algo más… Esas series que
marcaron mi niñez. En ese entonces les llamaba “fábulas”.A mis padres no
les agradaba que viera Pokémon, sin embargo yo lo veía a
escondidas.Cuando se acababa el día en la escuela recuerdo que al llegar
a mi casa, lo primero que buscaba hacer era ver Inu Yasha. Me despertaba
temprano en la mañanas para ver Doraemon. También veía Zatch Bell!,
Hamtaro, Captain Tsubasa, y un vago recuerdo de ver varias veces Monster
Ranch
.

En
ese entonces yo ni imaginaba que se trataba de “anime”, y tampoco que
era procedente de Japón.Hoy en dia me resulta fascinante que aquel
“pequeño mundo”, que se concentraba en estos pocos animes, hoy en día
sea tan extenso para mí. He tenido la oportunidad de ver una gran
variedad de géneros y rescatar de ellos enseñanzas,culturas,ideales y
diferentes puntos de vista, de personas con creencias y culturas
totalmente diferentes a las nuestras. Personas al otro lado del mundo
con un gran genio y una única forma de ver las cosas. Siento que me
desvié un poco del tema, aún así espero que alguien más comparta esta
opinión.

Continuando
con el tema, otras personas quizás vieron en su niñez Ranma 1/2, Dragon
Ball
, Digimon, Saint Seiya, Sakura Card Captors, y las mencionadas
anteriormente, y las recordarán con igual cariño. Nunca me he
arrepentido de ver Pokémon y de desobedecer en ese momento, ya que,
actualmente, me doy cuenta de lo mucho que aprendí y las enseñanzas que
recibí.Era pequeña y no buscaba el significado y moraleja de las cosas,
solo lo veía y lo disfrutaba. Hoy con una mente más compleja, soy capaz
de analizar y notar cosas que antes no era capaz de ver. Nunca vi Dragon
Ball
debido a los muchos comentarios de los padres respecto a la
violencia presentada en la serie, pero, conforme crecí fui capaz de
pensar por mi misma y ver de una forma diferente lo que ocurría.Pude
notar que nos mostraba la importancia del esfuerzo y la perseverancia,de
proteger y permanecer al lado de los seres que amamos.De Pokémon
aprendí sobre la dedicación a los sueños y lo mucho que se descubre y se
aprende durante la búsqueda de la realización del mismo. Analice usted
también ¿Puede recordar una lección que le dejara marcado y quizás al
recordarla le cause una sensación cálida y nostálgica sobre la niñez?

Sin
duda, yo puedo hacerlo y espero que usted igual. Es en esos momentos en
los que sin darnos cuenta se nos escapa una sonrisa, inadvertida e
involuntaria, que se da con el solo recuerdo de esa época, el aire de
nostalgia se hace presente y vuelve por un minuto el alma de un niño que
estaba escondida muy en el fondo de nuestra persona.


(Visited 90 times, 1 visits today)