Hace poco en una revista local
(CARETAS) hablaban de que hay más mujeres gamers y lo enlazaban con un poco de
psicología entrando en el terreno de la igualdad entre géneros, me pareció
interesante las estadísticas que citaban tanto la revista como lo que encontré
en la Web, a excepción de las reacciones típicas de lo que significa ser
realmente un “gamer de corazón” o “un gamer tipo candy
crush”.




La verdad me tiene sin cuidado
las etiquetas o los rangos de edad con los que se trata de entender las
tendencias en la industria de los videojuegos y su consumidor final, llámenlo
estrategias de marketing o políticas de campaña la verdad es que los juegos de
video como producto comercial no fueron diseñados nunca hacia un género
especifico, es por ello que estas controversias o revelaciones en cuanto a la
“chica gamer” (girl gamer) lo veo más ofensivo que a favor del
verdadero mensaje “la importancia e influencia de los videojuegos hoy en
día”.





Lo único de verdad es que es un
tema candente donde las respuestas más interesantes que he encontrado son:

“Si incluyes al SOLITARIO de
Microsoft en la lista de videojuegos entonces no habría vuelta que darle a
esto del genero dado que ha sido así por muchos años”…

“Nadie quiere que cambien
los juegos o los adapten para chicas, los desarrolladores de juegos necesitan
saber con exactitud qué tipos de juegos nos gustan para que hagan más de ese
tipo, cambiar los juegos que juegan los hombres para hacerlos más atractivos
para las mujeres, es sexismo…”

“No me tomen a mal, amo a
las mujeres y sé que hay un montón jugando videojuegos pero cuando pones en la
misma canasta al tipo que juega God of War, Bayonetta, DOTA2, Dark Souls y
Mortal Kombat tú tienes “X” jugadores. Ahora le agregamos a aquellos
que solo juegan Candy Crush, entonces tienes “X” + “cualquier número
que necesitas para probar que tú estas en lo correcto”


Como ven hay una falsa idea de
“orgullo gamer” o el otro extremo que “no me cambien el guion
solo por ser mujer”, a lo que voy y que cite con una imagen de KRATOS en
un centro comercial es que las reglas de juego han cambiado. Ahora se habla de
los videojuegos como una influencia artística o como arte en si misma debido a
la evolución que ha habido en crear plataformas cada vez más creativas que
rompen justamente las ideas de sexismo o desigualdad al ser instrumentos educativos y de cambio social




“Incluir antes de excluir” ese es
el mensaje, ahora el reto sería ir cultivando esa cultura gamer y es allí que
entran a tallar los más experimentados, quien no quisiera jugar HEAVY RAIN o
incluso PUPPETEER con su enamorada o esposa, sumergirse en JOURNEY o comentar
lo absurdo que es DESTINY en la historia pero igual a hecho que casi medio
mundo lo juegue. Títulos hay un montón, creatividad a raudales ahora solo queda
ver el impacto que crea la mujer en la industria y ver qué tan lejos podemos
llegar.


(Visited 10 times, 1 visits today)