Jonathan Hickman (si uno de mis
favoritos) y Nick Dragotta cabalgan con el sello IMAGE un western apocalíptico
como pocos, los cuatro jinetes del apocalipsis retornan para cumplir el “mensaje”
solo para descubrir que “Death” tiene otros planes. Un detalle en esta “transición”
o “llegada” de los jinetes estos son niños.



Frases como “las cosas que nos
dividen son más fuertes que las que nos unen” desentrañan una lucha sin cuartel
en una América en formación y sumergida en cruentas guerras civiles, si bien
muchos de sus líderes comienzan a desertar al haber escuchado un “mensaje” y
por tanto la guerra por las tierras se convierte también en una guerra espiritual.
A todo ello hay que sumar la caída de un cometa en el centro del conflicto que da
paso a un armisticio entres las siete facciones reinantes y que poco a poco se
convierte en un lugar de peregrinación.

Que contiene el “mensaje”, entre
los líderes que lo escucharon y lo transmitieron entre sus devotos quedaban partes
inconclusas hasta que un líder chino Mao Zedong aclara en una adenda “Los 3
fueron 1 y ese 1… es la historia en la que el mundo se acaba, el fin de todo”…
1) The Union.– 2) The Confederacy.– 3) The Kingdom.– 4) Armistice.– 5) The Burning Plain.–
6) The Endless Nation.– 7) The Republic of Texas.– 8) The PRA

Pero que ha pasado con “Death” en
las primeras escenas lo vemos recolectando información en un bar de espías buscando
venganza contra aquellos que lo traicionaron, dado que no ha resurgido con los demás
jinetes su cuerpo no ha cambiado y tampoco se anda con rodeos, la primera víctima
es el presidente de la confederación.



Lo que desencadena la muerte del
presidente es la elección de un nuevo líder espiritual uno que “crea ciegamente”
en el mensaje y lo cumpla a cabalidad, es un líder elegido por los jinetes
restantes dado que “Death” seguirá aniquilando lideres hasta satisfacer su sed.




Si bien los “elegidos” a dedo por
los jinetes llevan un mensaje apocalíptico a cuestas y la personificación de la
muerte acechándolos, la reunión de ellos transcurre con bastante normalidad en
el “armisticio” o lugar donde cayó el cometa donde más preocupados por su
propia muerte está en saber quién traicionará al resto y ver la menor oportunidad
de apoderarse de sus tierras.




Uno de mis favoritos por lo maquiavélico
de sus acciones es Andrew Archibald que muy suelto de huesos conversa con Death
acerca de la particularidad de su situación, si bien ellos lo traicionaron fue
por el bien del “mensaje” y que gustosamente compartirá una parte que acaba de
descifrar, aquello que Death está tratando de recuperar: su esposa y dentro de
ella su hijo.




Una vez adentrado a la historia,
descubrimos como Xiaolian fue traicionada por su hermana y entregada a los
jinetes para acabar con su primogénito, ambas son herederas de la “Casa de Mao”
con un cariño de muerte mutuo; el desenlace final es Death recuperando a
Xiolian que ha estado cautiva por diez años pero no es la típica escena de
amor, ella se ha vuelto de “piedra” literalmente incapaz de volver atrás en el
momento que lo perdió todo.




Toda esperanza radica en que
Death recupere a su hijo quedando bien en claro a quien debemos realmente temer
por que ella es la mujer que ha conquistado a la muerte.




(Visited 34 times, 1 visits today)