Consejos para aspirantes a escritores de literatura infantil, donde se ofrecen una serie de pautas y consejos para escribir cuentos y narraciones adecuadas a este segmento de lectores. Se tratan diversos aspectos, como el estilo, la presentación, la forma de dirigirse a las editoriales y los métodos para lograr que un argumento resulte interesante y atractivo, tanto para los editores como para el público. Por Cynthia Caden.
———————————————————————

3- Desarrolle su idea con ayuda de otros.

Ahora es el momento en que usted se sienta a escribir. Parece fácil: los libros infantiles no tienen demasiadas páginas, usan palabras sencillas, letras grandes y hay mucho espacio cubierto por los dibujos. Un par de horas y tendrá el material que necesita, ¿cierto?

No es así. Piénselo de esta forma: usted tiene mucho menos espacio que autores de otros tipos de libros, para desarrollar una historia convincente. Y tiene la crítica más dura: los niños son brutalmente decisivos respecto a lo que les gusta y lo que no, y no mantienen su atención puesta en algo por mucho tiempo. Usted tiene que involucrarlos y mantenerlos así desde la primera página, usando un lenguaje que puedan entender sin subestimarlos. Aquí hay algunos consejos:

– Si su libro es para niños pequeños (de 7 años y menos), realmente debe incorporar dibujos en la historia. Si usted es un verdadero artista, eso ayudará mucho, pero si no lo es, no incluya imágenes. Los editores pueden ver si una historia es buena al leerla, tenga o no tenga ilustraciones. Y si la casa quiere publicarla, buscarán un artista que crean que concuerda con su trabajo. Por lo demás, usted puede describir la imagen en palabras si realmente ayuda al contenido. Si usted se empeña en enviar malos dibujos, puede causar una mala imagen de la totalidad de la obra, que tal vez recibiría mayor y mejor atención sin las imágenes anexas.

– Una vez que haya decidido con qué grupo de edad trabajará, debería leer algo sobre psicología infantil y buscar cómo es la mente de los niños a esa edad. Los de seis años son muy distintos a los de nueve, que son a su vez diferentes de los de doce. Los niños de seis años gustan de las sencillas historias fantásticas con dibujos, los de nueve prefieren relatos con capítulos y historias de miedo que requieran el uso de la imaginación, y los chicos de doce prefieren historias que puedan relacionar (con el colegio, los padres y amigos, por ejemplo). Para escribir para niños, debe saber cómo piensan y qué desean.

– Cuando haya trabajado su manuscrito hasta alcanzar algo que piensa que es publicable, consiga que lo critique un profesional. Puede unirse a un grupo literario o contratar a un editor freelance, por ejemplo. Los editores freelance, en especial, le ayudarán a pensar como los profesionales que después tienen que decidir si van a aceptar su manuscrito, además tienen mucha experiencia. Son una excelente elección para todo tipo de obras.

4-Envíe su manuscrito

Los editores reciben miles de manuscritos en un año y suelen rechazar aquellos que no están bien formateados. Preste especial atención a la guía que le hagan llegar y sígala correctamente. Cada compañía tiene una diferente, pero en general le pedirán algo así:

– Los manuscritos deben estar a doble espacio, con márgenes de 2,5 cm. a 3,8 cm. arriba, abajo y a los lados de cada página.

– Su nombre, dirección y número de seguridad social (si aplica) deben estar en la esquina superior izquierda de la primera página, con espaciado simple.

– En la esquina derecha, debe escribir su teléfono. Luego de dos o tres espacios dobles, centre el título, doble espacio y luego “por”, doble espacio otra vez, y su nombre.

– En la mitad de la página comience el texto de su manuscrito.

– Cada página sucesiva debe incluir su apellido, título y el número de página arriba.

– Recuérdelo: no incluya ilustraciones con su manuscrito a menos que sea un verdadero artista.

La mayor parte de las compañías tienen ilustradores con los que trabajan, y prefieren buscar un ilustrador reconocido con autores nuevos que buscan el mismo reconocimiento.

– Evite sobres o papeles de colores, calcomanías, fotos o diapositivas, pequeños corazones o, en otras palabras, presente un trabajo serio y con tacto. Aunque es un libro infantil, es un negocio de adultos. Una actitud aniñada puede causar mala impresión en el editor.

– Todo lo que debe enviar es una copia (no la original) del manuscrito, un sobre estampillado y una carta de presentación breve.

La carta es clave. Es lo primero que leerá el editor, y si está pobremente escrita, entonces el editor asumirá que el manuscrito está pobremente escrito también. Aquí hay algunos consejos:

– Diríjala al Consejo Editor, a menos que haya hecho contacto con un editor en particular. No pretenda conocer a alguien que no conoce, ya que eso puede ser contraproducente.

– Debe ser de media página, o poco más. Si usted envía una carta de presentación más larga que el propio manuscrito, tiene pocas chances de que alguien la lea.

– Intente ser simple y directo/a, dejando que el editor sepa qué tipo de libro es y por qué no es como los que ya están en el mercado.

– No le explique cuánto le ha gustado a los niños de su familia. No incluya citas. Es sólo una presentación, y la decisión del editor se basará en el manuscrito mismo. Los editores contamos con poco tiempo para revisar muchas obras, y esperamos que la carta de presentación sea eso, y no un libro en sí misma.

– Algunos editores prefieren que la carta que acompaña un manuscrito más largo sea como un manuscrito condensado o resumen. Esto les ayudará a ver el estilo y lenguaje del libro antes de leerlo entero. Aún así debe ser breve. Menos de una página. Pero puede incluir un buen párrafo de su relato, así como la descripción detallada de lo que ocurre y por qué es atractivo.

5-La espera.

Una vez que ha enviado el manuscrito con la carta al editor, seguramente deberá esperar por algunos meses.

Esta etapa es difícil para algunos autores, pero absolutamente necesaria. Los editores tienen que escoger entre muchas obras, prestar atención a cada una, y finalmente determinar cuáles aceptan y cuáles rechazan. Cuando su obra llega a sus manos, en muchos casos ya están ocupados con manuscritos que les han enviado antes, y tienen que terminar ese trabajo antes de ocuparse del suyo. Tenga paciencia, porque en general la respuesta no será inmediata.

Sin embargo, puede enviarlo a otro editor si no ha tenido noticias del primero después de dos o tres meses. Aún así, como cortesía sería bueno enviar una breve nota diciéndole al primer editor que lo enviará a otra parte debido a su tardanza. Esto puede generar una respuesta positiva, que simplemente estaba retrasada, o sentar una buena relación para futuros trabajos conjuntos. Nunca se sabe lo que ocurrirá más adelante.

Mi último consejo es, sobre todo lo demás, que no se desaliente. Si escribir es algo que realmente disfruta haciendo, manténgase trabajando en ello. Los editores sólo pueden aceptar unos pocos autores nuevos cada año, y si su manuscrito es rechazado, puede deberse más a las limitaciones financieras de la compañía que a sus habilidades como autor.

—–

Cynthia Caden actualmente es Editora General de Revista Buen Vivir.org y de Editorial Surgite.
Durante los últimos diez años ha guiado y corregido los trabajos de autores nóveles, aportando conceptos, premisas y corrección de estilo de novelas, relatos, cuentos y ensayos. Ha publicado cinco libros y tres nuevas obras se encuentran en proceso de edición.

Referencias: http://www.buenvivir.org / a http://www.surgite.org.
Email: editora@buenvivir.org


Bimago El Cínico

(Visited 1 times, 1 visits today)